El teatro: un espectáculo que proyecta las realidades del ser humano

HomeGeneralComunicación Social & Medios Digitales

El teatro: un espectáculo que proyecta las realidades del ser humano

Más allá de representar el espacio donde se aprecian diferentes tipos de obras dramáticas, a lo largo de la historia el teatro ha ido ganando una con

Universidad de la Costa sube una casilla entre las mejores de Colombia, según el Times Higher Education
Gestión de la felicidad organizacional: la nueva responsabilidad social universitaria
El cómic como una nueva estrategia de aprendizaje

Más allá de representar el espacio donde se aprecian diferentes tipos de obras dramáticas, a lo largo de la historia el teatro ha ido ganando una connotación mucho más profunda, que invita a reflexionar sobre los conflictos del ser y su relación con el mundo.

Uno de los autores que sustenta y promueve esta idea es el venezolano, dramaturgo, periodista y políglota Gustavo Ott, quien concibe el espectáculo en escena como la alteridad (el otro) de la sociedad contemporánea. Su teatro -que expone obras que abordan temáticas como la violencia, la muerte, lo absurdo, lo cruel y lo oscuro- ha sido el objeto de estudio de la investigación titulada ‘Gustavo Ott, el espectáculo como estética de la alteridad’, un proyecto liderado por la profesora de la facultad de Humanidades de la Universidad de la Costa Jenifer Monsalvo, con el apoyo de la psicóloga Karen González, egresada de la institución.

Monsalvo explica que conocer en el ámbito académico la vida y la obra del también novelista, además de saber que han sido pocas las investigaciones que se han desarrollado en torno a él, la llevó a indagar a fondo para seguir entendiendo la alteridad que proclama el autor en el espectáculo.

“Parte de lo que me llamó la atención es precisamente esa alteridad, que permite que nos veamos en el otro, y que el autor toma como referencia para que el público o el espectador se reflejen en lo que se plasma en cada diálogo y personaje del teatro”.

Su trabajo de campo estuvo basado en analizar detalladamente los diálogos de algunas de las obras de Ott, que manejan temáticas como la muerte, la violencia y el reflejo de su yo, todas disponibles en http://www.gustavoott.com/obrases.php. Adicionalmente, por ser un estudio cualitativo, llevó a cabo una revisión bibliográfica de diversos textos sobre el teatro venezolano y artículos presentados por uno de los amigos del autor, Juan Martin, quien se ha especializado en crítica teatral y muchos de sus textos refieren al dramaturgo Ott. A su vez, llevó a cabo el análisis de amplios registros documentales.  

Luego de este ejercicio la investigadora se dedicó a examinar y asociar la teoría de la alteridad, proyectada en sus obras teatrales. Uno de sus hallazgos más importantes, dice, fue que para Ott el teatro y el espectáculo reflejan la esencia de nuestra personalidad: lo triste, el recorrido, la desidia, la inestabilidad en el vínculo familiar o el rechazo que han vivido las personas a lo largo de los años y que ineludiblemente se proyectan en la realidad.

“Es interesante que a pesar de que el teatro es ficción, busca que la gente se reconozca y cree conciencia sobre temas tan profundos como la vida misma (…) En toda esta revisión fue interesante encontrar la dinámica de cómo Yo , desde mi naturaleza de ser humano, me puedo ver reflejado en el Otro y cómo esto puede ser trasladado a una obra teatral”.

El espectáculo en el teatro

Monsalvo, quien también integra el equipo de edu.co, en el departamento de Bienestar Preuniversitario, explica que otra de las bases teóricas de su estudio fue el autor Mario Vargas Llosa. Este literato, manifiesta, ha sustentado que todos “vivimos en un tiempo en el que el espectáculo es lo que manda”.

“En la revisión se encontró que las personas en sí son el espectáculo y con el auge de las redes sociales cada quien se esmera por mostrarse como quiere, pero a partir de ahí surge el interrogante: ¿hasta qué punto esto es bueno si sabemos que más allá hay otras realidades? Todo esto nos lleva a plantear que hay temas crueles que desde la ficción se pueden dar a conocer para llegar a ser entendidos”. 

Sintetiza en que esta investigación, que la considera novedosa porque pone en la palestra pública las obras de una eminencia de la literatura y el teatro, da nociones claras de que el teatro abre puertas y horizontes. Asimismo, dice que es el medio idóneo para concientizar a las personas a que se proyecten en los personajes y, a su vez, explica que se ha convertido en una herramienta enriquecedora para la academia, pues “leer diferentes obras teatrales abre la mente y promueve un pensamiento abstracto y crítico estructurado”.

Referencia: ‘Gustavo Ott, el espectáculo como estética de la alteridad’,

DOI: https://doi.org/10.32735/S0718-2201202100053941

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER