Comprender el consentimiento sexual: estudio sobre agresiones sexuales y victimización

HomePsicología

Comprender el consentimiento sexual: estudio sobre agresiones sexuales y victimización

Un beso, una caricia o incluso un agarrón de mano siempre debe ser consensuado, de lo contrario puede considerarse violencia sexual. Un estudio cient

Estrategias didácticas para desarrollar competencias investigativas
Factores intrínsecos y extrínsecos, determinantes en la calidad educativa de escuelas secundarias públicas
La cultura digital para la construcción de nuevo conocimiento

Un beso, una caricia o incluso un agarrón de mano siempre debe ser consensuado, de lo contrario puede considerarse violencia sexual. Un estudio científico realizado por un grupo de investigadores pone sobre la mesa la importancia del consentimiento en la prevención de este tipo de conductas.

En un artículo titulado ‘Solo sí’ significa sí’: la negociación del sexo y su vínculo con la violencia sexual’, en el que participó María del Mar Sánchez, profesora investigadora de la Universidad de la Costa, se examinó la relación entre el consentimiento sexual y el riesgo de perpetrar agresiones sexuales por parte de hombres, así como la victimización sufrida por mujeres.

Para esta investigación se contó con una muestra de 1.681 hombres y mujeres heterosexuales de edades comprendidas entre los 18 y los 66 años, y se utilizaron encuestas en línea que incluyeron la Escala de Consentimiento Sexual Revisada y la Encuesta de Experiencias Sexuales en su versión en español.

“Los resultados del estudio fueron contundentes: el 70,2 % de las mujeres encuestadas habían sido víctimas de violencia sexual, mientras que el 20,8 % de los hombres reconocieron haber perpetrado agresiones sexuales. Los agresores sexuales, en comparación con los no agresores, subestimaron la importancia de obtener el consentimiento sexual y presentaron una falta de control conductual percibido para solicitar el consentimiento. Además, adoptaron actitudes menos positivas hacia la obtención del consentimiento sexual en comparación con los no agresores”, explican los investigadores.

Por otro lado, las víctimas sexuales, en comparación con las no víctimas, consideraron relevante solicitar el consentimiento sexual de manera explícita. Sin embargo, también mantuvieron ciertas ideas, actitudes y comportamientos que no concordaban plenamente con la obtención del consentimiento sexual, lo que las deja en una posición de vulnerabilidad.

Esta investigación evidencia que es absolutamente importante que el consentimiento sea explícito, pues es un factor clave en la prevención; además, hace énfasis en la necesidad de promover una comprensión clara y precisa del consentimiento sexual en la sociedad, tanto en los posibles agresores como en las posibles víctimas. “Solo un sí significa sí, y es fundamental promover relaciones sexuales saludables y consensuadas para prevenir la violencia sexual en nuestra sociedad”, aseguró la investigadora Sánchez.

Este estudio contribuye a la creciente conciencia sobre la importancia del consentimiento sexual en la prevención de la violencia de género y destaca la necesidad de promover una cultura de respeto y consentimiento en todas las interacciones sexuales.

Maestría en sexualidad y relaciones contemporáneas

El Departamento de Posgrado de la Universidad de la Costa oferta el título de Magíster en Sexualidad y Relaciones Contemporáneas, el cual permite a los profesionales desarrollarse ocupacionalmente en los escenarios de investigación, cuando opten por la modalidad investigativa, generando nuevo conocimiento en el acervo del saber sexológico y de las relaciones contemporáneas; educación sexual, con la implementación de programas de promoción de comportamientos sexual responsable; promoción de los derechos sexuales y reproductivos; prevención de conductas sexuales de riesgo; la implementación de programas de prevención de la violencia por causa de género; y la promoción de la equidad de género en los contextos de formación ofrecidos por el programa: familiar, escolar, comunitario, organizacional. También en terapia sexual, para el caso de profesionales de medicina o de psicología habilitados bajo la normatividad del código deontológico para el ejercicio de estas profesiones.

Referencia: Solo sí’ significa sí’: la negociación del sexo y su vínculo con la violencia sexual

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER