¿Cómo enseñar sobre sexualidad en los colegios para prevenir embarazos e ITS?

HomeVida & SaludEducación

¿Cómo enseñar sobre sexualidad en los colegios para prevenir embarazos e ITS?

En Colombia, una de cada cinco adolescentes entre 15 y 19 años ha estadoalguna vez embarazada, según información del Ministerio de Salud, institución

¿Cómo la interacción humano-computadora transforma las Pymes exportadoras colombianas?
Tecnología para mejorar el servicio de taxis en Barranquilla
¿Cómo mejorar la gestión de seguridad en el sector eléctrico?

En Colombia, una de cada cinco adolescentes entre 15 y 19 años ha estado
alguna vez embarazada, según información del Ministerio de Salud, institución que se refiere a las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) como «una de las causas importantes de mortalidad y enfermedad que tienen consecuencias negativas para el bienestar de las personas y la población, así como para el
sistema de salud”.

Esta problemática de salud pública motivó a Janivys Niebles, profesora del Departamento
de Ciencias Sociales
de la Universidad de la Costa, a trabajar con las investigadoras de esta misma alma mater Daniella Abello, Paola García, Eileen García y Diana Pérez para poner en marcha
el estudio que titularon ‘Effects of a sexual risk-reduction intervention for teenagers: a cluster randomized
control trial’.

Principalmente la investigación se enfocó en analizar la eficacia a corto plazo y la aplicación después de seis meses del proyecto Compas (Competencias para adolescentes con una sexualidad saludable), un programa psicoeducativo y lúdico que cuenta con elementos teóricos fundamentados, que fue desarrollado en Estados Unidos y posteriormente adaptado a la población española.

De acuerdo con Niebles, este programa fue trasladado a Colombia y aplicado en 14 colegios de 11 ciudades del país, entre esas Barranquilla, Puerto Colombia, Sabanalarga, Bogotá y diferentes municipios aledaños, obteniendo una muestra significativa en la población. Cabe mencionar que ocho escuelas fueron asignadas aleatoriamente a la condición experimental y seis al grupo de control, con el objetivo de generar un impacto en la disminución de enfermedades de transmisión sexual y, de alguna manera, en la reducción de embarazos en adolescentes.

“Como equipo investigador tuvimos la inquietud de ponerle la lupa a la situación porque si bien algunas secretarías de salud hacen algunos esfuerzos para mitigar el aumento de los casos, estos no suelen surtir un efecto significativo, ya que se basan en realizar una charla en un día o regalar preservativos y esto, finalmente, no impacta positivamente, pues también se necesita enseñarles a los adolescentes otras habilidades, enfocadas en la salud física y la toma de decisiones”, comenta la investigadora.

Respecto a la metodología, asegura que no solo emplearon el programa, sino que también realizaron medidas pre test y pos test para valorar la eficacia. Cabe mencionar que lograron evidenciar el proceso de validación y adaptación del programa en grupos focales de mujeres, hombres y mixtos, los cuales permitieron identificar las necesidades de acuerdo con la población colombiana.

Posteriormente se llevó a cabo la validación de los instrumentos que facilitarían la evaluación en gran perspectiva del impacto, los cuales fueron: Actitudes hacia el VIH, Escala de conocimientos de ITS, Inventario de evaluación de la ansiedad por la salud y un sociodemográfico. Luego de esto -dice- se empezó a dar el acercamiento a los colegios, a través de visitas.

Niebles especifica que Compas está diseñado en cinco sesiones, además de tres adicionales de evaluación. Por lo anterior, el primer encuentro que tuvieron con el grupo de estudio fue la evaluación pre test, que consistió en la aplicación de los instrumentos que les permitió conocer la perspectiva de la
población antes de la intervención. En el segundo encuentro pusieron en marcha el programa, cuya primera sesión estuvo dedicada a la ‘Sexualidad y salud’, en la que abordaron temas como la sexualidad saludable y no saludable, cómo se transmiten las ITS y cuáles son los riesgos menores de la sexualidad.

“En la jornada contábamos con láminas y se les entregaban a los estudiantes unas tarjetas que iban ubicando de acuerdo con su percepción. También hicimos la dinámica del semáforo, así que teníamos los tres niveles, los participantes los iban ubicando y después hacíamos la retroalimentación y reorganizábamos el conocimiento para que desvirtuaran las concepciones erradas que tenían
alrededor de la sexualidad”.

Niebles dice que Compas es el claro ejemplo de que un programa bien fundamentado funciona e impacta en la vida de los adolescentes porque -de una u otra forma- su aplicación incrementa el conocimiento en torno a la sexualidad. Considera que a nivel social es beneficioso porque les permite a los jóvenes adentrarse a un espacio seguro, en el que pueden hacer preguntas y comentarios sin señalamientos.

Referencia: Effects of a Sexual Risk-Reduction Intervention for Teenagers: A Cluster-Randomized Control
Trial

DOI: 10.1007/s10461-022-03574-z

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER