¿Cómo afecta el ruido la calidad de vida?

HomeGeneral

¿Cómo afecta el ruido la calidad de vida?

La contaminación sonora afecta la calidad de vida de las personas. Conozca los efectos físicos y psicológicos de la exposición excesiva al ruido.

Estudiantes de la Universidad de la Costa, a punto de culminar con éxito su movilidad de investigación con la Universidad Veracruzana
Unicosta abre inscripciones del nuevo doctorado en Desarrollo Sostenible
UniCosta, primera IES a nivel regional que adopta modalidad de teletrabajo

La contaminación sonora afecta la calidad de vida de las personas. Conozca los efectos físicos y psicológicos de la exposición excesiva al ruido.

Se considera ruido al sonido molesto, ensordecedor o excesivo que se prolifera de forma constante o simultánea en un área determinada, afectando la calidad de vida de las personas y animales. A diferencia de otras formas de contaminación, el ruido no se acumula, pero tiene un impacto directo e inmediato en el entorno, convirtiéndose en una problemática ambiental que debe considerarse y atenderse.

Pese a que el aire que nos rodea está lleno de sonidos, la mayoría de las personas no asegurarían estar rodeadas de ruido. Sin embargo, para algunos, las fuentes de sonido persistentes y crecientes son una molestia que puede traer consecuencias importantes para su salud. Cuando los niveles de ruido o la exposición prolongada a este sobrepasan lo que el oído puede tolerar pueden causar afectaciones físicas y psicológicas; de allí el nombre de contaminación sonora.

Organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud – OMS han alertado sobre la pérdida progresiva de la capacidad auditiva del ser humano. Esta entidad indica que un sonido ideal para el descanso y la comunicación humana no debe superar los 55 decibeles (dB). Asimismo, el límite de ruido tolerable para el oído sería de 70 decibeles (dB).

La ‘Ley de aire limpio’, de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos –EPA, en su Título IV, relacionado con la contaminación por ruido, dice que un sonido se vuelve no deseado cuando interfiere con actividades diarias como trabajar, dormir, conversar e interrumpe o disminuye nuestra calidad de vida. Según la agencia, el hecho de que el ruido no se pueda ver, oler o saborear, explica por qué no ha recibido tanta atención como otros tipos de contaminación, como la del aire o del agua.

Medición de la contaminación

En opinión de Andrea Yanes Guerra, docente investigadora del Departamento de Civil y Ambiental de la Universidad de la Costa, los problemas de contaminación son cada vez más relevantes debido al aumento de la población mundial, la transición de las comunidades de las zonas rurales a las urbanas y el crecimiento de las ciudades. Y pese a que la contaminación por ruido ha venido ganando importancia en las últimas décadas, las políticas de prevención y control de contaminantes se han concentrado mayormente en el manejo de vertimientos líquidos, residuos sólidos y emisiones de gases atmosféricos y material particulado.

En Barranquilla y los municipios del departamento del Atlántico, la autoridad ambiental realiza medición y evaluación de la contaminación sonora mediante la elaboración de mapas de ruido, como los efectuados en los municipios de Sabanalarga, Soledad y Malambo, donde es significativa esta problemática ambiental.

Se determinó que la principal fuente de ruido en sus áreas urbanas y rurales es la del tráfico proveniente de la infraestructura departamental y municipal, pues la mayoría de los residentes expuestos a él viven a lo largo de las carreteras principales, en rutas utilizadas por el transporte público y áreas centrales del casco urbano, donde abundan los locales comerciales y recreativos.

El Establecimiento Público Ambiental Barranquilla Verde, encargado de promover, orientar y regular la protección de los recursos naturales y la sostenibilidad ambiental para garantizar la calidad de vida de los ciudadanos, desarrolla operativos pedagógicos y de control a la contaminación sonora originada por locales comerciales, con el apoyo de la Policía Ambiental, Control Urbano y Espacio Público.

De acuerdo con esta entidad, el mayor número de quejas por contaminación sonora en Barranquilla provienen de ciudadanos residentes en El Prado, Granadillo, La Campiña y La Pradera.

El Ministerio de Ambiente señala que corresponde a las Corporaciones Autónomas Regionales, las de Desarrollo Sostenible y las Autoridades Ambientales a que se refiere el artículo 66 de la Ley 99 de 1993, y el artículo 13 de la Ley 768 de 2002, establecer y ejecutar planes de descontaminación por ruido (Art. 25 de Res. 627 del 7 de abril de 2006).

Fuentes de ruido y sus efectos

La contaminación ambiental por ruido se origina a través de fuentes móviles (tráfico terrestre, tráfico aéreo, perifoneo) y fuentes fijas (establecimientos comerciales, pymes, grandes industrias, construcciones, etcétera) a las que nos exponemos diariamente.

Los estudios han demostrado que la exposición continua al ruido no solo causa molestias, sino que puede ocasionar trastornos del sueño, estrés, ansiedad, depresión, irritabilidad, agresividad, baja productividad, alteración de la tranquilidad y reducción en la calidad de vida y el bienestar de las personas.

Además, existe evidencia científica de que puede conducir a trastornos cardiovasculares si se pasan largos períodos en entornos ruidosos. Así lo indica el artículo “Efectos cardiovasculares de la exposición al ruido ambiental”, de Münzel, Gori, Babisch y Basner (2014).

La contaminación sonora también produce interferencia del habla y pérdida de la audición, siendo este el efecto más común, aunque las investigaciones han demostrado que la exposición a niveles de ruido altos o constantes, puede causar innumerables efectos adversos en la salud como los mencionados.

*Con información del departamento de comunicaciones de la Universidad de la Costa

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER