¿Cómo se evidencia el gobierno electrónico en el departamento del Atlántico?

El e-government o gobierno electrónico es, de acuerdo con la Organización de Estados Americanos, la aplicación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) al funcionamiento del sector público, con el objetivo de brindar mejores servicios al ciudadano e incrementar la eficiencia, la transparencia y la participación ciudadana.

Este concepto señala la forma en la que las TIC están situadas como elemento de apoyo y hace énfasis en el desarrollo de buenas prácticas gubernamentales, en la medida en la que se logren alcanzar mayores niveles de eficacia y eficiencia en el ejercicio, mejorando los procesos y procedimientos del gobierno, el acceso de los ciudadanos y la calidad de los servicios públicos.

En el artículo ‘Evolución del e-government en Colombia: el caso del departamento del Atlántico’, la investigadora Margarita Quintero hace una revisión bibliográfica e histórica de la implementación del gobierno electrónico en Colombia, una tendencia liderada por la Organización de las Naciones Unidas como mecanismo para el fortalecimiento de la democracia.

“El artículo se centra en el Atlántico por la connotación estratégica del departamento, su histórico avance nacional pero también en su decadencia, entorno a la cual genero una reflexión sobre la importancia de equilibrar en los proyectos, la infraestructura, infoestructura e infocultura planteada por Pimienta, es decir: un equilibrio entre la máquina, el software y la apropiación social de estas gestiones gubernamentales que cuando no son apropiadas por la comunidad pierden un significativo esfuerzo y presupuesto estatal, además de perder la posibilidad de fortalecer la participación ciudadana”, comenta Quintero, profesora de Comunicación social y medios digitales de la Universidad de la Costa. 

Esta investigación es el resultado de la propuesta doctoral que presentó ante el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación como participante de la convocatoria de la beca Bicentenario, y que además nació de la consolidación de la asignatura Gobierno y TIC, que se imparte a estudiantes de noveno semestre, en la cual se les hace énfasis en su rol en el sector público y su función en la creación de proyectos que aseguren la usabilidad y apropiación social.

“El objetivo de esta revisión es evidenciar la importancia de generar proyectos estatales interdisciplinarios de TIC para el desarrollo humano y no únicamente para un desarrollo tecnológico propenso a no ser apropiado por el total de los stakeholders”, añade la investigadora.

Según Quintero, en el proceso de revisión de las evidencias pudo esclarecer que, por la falta de un proyecto integrador que incluya la participación activa de la comunidad para generar soluciones endógenas acorde con su alfabetismo mediático, en menos de una década tocará hacer una reinversión millonaria para continuar el pilotaje del Atlántico como ciudad digital, generando un retroceso en el avance técnico y un desaprovechamiento para el crecimiento social que permita reducir las brechas digitales en el departamento.   

Los principales resultados son: 

  • Para lograr una adecuada implementación del e-government es necesario dar a conocer la dinámica internacional y sus objetivos al público interno, quienes podrán socializarlo, aplicarlo y difundirlo entre la ciudadanía. 
  • Es necesario equilibrar los llamados por Pimienta rumbos de inversión para en proyectos TCPpDH: infraestructura, infoestructura e infocultura, ya que hay una alta inclinación por los primeros.
  • Sin la participación y apropiación ciudadana los proyectos en TIC no se cumplen los objetivos, desaprovechando la oportunidad de cerrar las brechas digitales. 
  • Es necesario constatar la importancia de plasmar las teorías sociales, comunicativas y sistemáticas en la gestión de proyectos. Además, visualizar que las soluciones deben surgir de las comunidades para asegurar su éxito y apropiación.
  • Es un artículo que muestra los retos de la siguiente década y la importancia del e-government en la construcción de sociedades más participativas y democráticas. 

Para este estudio se aplicó una metodología documental, pues permite la realización de un análisis de diversas fuentes bibliográficas y hemerográficas a través de un proceso sistemático de recolección, organización e interpretación para lograr identificar los datos provenientes de estas fuentes de información, es por ellos que el trabajo de campo consistió en analizar ocho documentos oficiales (disponibles en la web), 11 fuentes bibliográficas (digitales e impresas) y 18 fuentes hemerográficas (digitales e impresas) para un total de 36 documentos, lo que permitió establecer históricamente el proyecto en el que durante 2020 MinTIC prometió retomar y reinvertir 2 billones de pesos.  

Referencia: Evolución del e-government en Colombia: el caso del departamento del Atlántico

DOI: https://doi.org/10.22478/ufpb.1809-4783.2020v30n4.57346

by-nd Atribución – Sin Derivar: Esta licencia permite la redistribución, comercial o no comercial, siempre y cuando la obra circule íntegra y sin cambios, dándote crédito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *